Cómo utilizar ergonómicamente teléfonos móviles y tabletas

Publicado en05/11/2020

Los dispositivos móviles son parte de nuestra vida y no hay vuelta atrás. El uso (a veces, abuso) de pequeñas pantallas y teclados ocasiona problemas ergonómicos que afectan al sistema musculo-esquelético y a la vista. En el lado oscuro del progreso podemos citar (entre muchos otros problemas) el “pulgar de blackberry”, un trastorno que provoca sobrecarga de huesos y tendones del pulgar, pudiendo llegar a ser invalidante.

Cuando utilizamos el móvil y la tableta, solemos adoptar posturas incómodas de espalda y cuello, lo que puede acabar provocando lesiones cervicales a medio-largo plazo. Es recomendable utilizar un soporte para el dispositivo de manera que podamos adoptar una postura cómoda, con el cuello ligeramente flexionado hacia delante.

Las pantallas de los dispositivos -y toda Pantalla de Visualización de Datos (PVD)- provocan dolor de cabeza, sequedad y escozor de ojos e incluso visión borrosa. Sigue estas recomendaciones:

    • Aumenta el tamaño de la letra. Nunca acerques el dispositivo a la cara, es mejor hacer zoom o aumentar el tamaño de la letra.
    • Utiliza una buena iluminación de fondo. Ello compensa la reducción de luz de nuestro entorno especialmente en las horas de crepúsculo.
    • Evita que la luz se refleje en tu pantalla y evita un acercamiento excesivo: cuanto más cerca, mayor afectación y fatiga visual. Controla el brillo de la pantalla en función de tus necesidades.
    • Parpadea frecuentemente. El lagrimal mantendrá el ojo hidratado. También puede emplear viales de lágrimas artificiales, o remedios naturales como cubrir los párpados con sendas rodajas finas de pepino, que producen un alivio inmediato del escozor-sequedad ocular.
    • Cambia el campo visual. Saca tus ojos de la pantalla y enfoca la mirada en planos distantes, al menos cada 20 minutos. Y, además, no olvides descansar (pausas ergonómicas). Si padeces algún problema, no descartes visitar al fisioterapeuta y al oculista.
Etiqueta: Ergonomía, Tecnología

Ajustes

Menú